Equilibrio a través de productos locales

Encontrar de todo en el súper en el momento que quieras es algo a lo que ya estamos acostumbrados y que simplifica nuestra vida. Podemos tener el mismo menú durante todo el año y siempre encontrar los ingredientes para cocinarlo. Pero el comer más que nada productos locales, aunque no sea igual de práctico, resulta tener mucho más beneficios:

MEJOR SABOR.   Cuando los productos se venden localmente se recogen en su pico de maduración, el momento cuando tienen mejor sabor y mayor frescura. Cuando son recolectados con mucha anticipación para mandarlos al otro lado del mundo son muchas veces madurados de forma artificial, afectando su sabor.

MAYOR NUTRICION. El comer algo recién cosechado asegura que obtengamos la mayor nutrición que ese alimento nos puede ofrecer. Con el paso de los días (de transporte, de almacenamiento, de espera a que madure, etc), sus nutrientes se van deteriorando y disminuyendo. Tal es el caso de las vitaminas C, E, A y algunas B. A esto agreguemos la exposición al aire, la luz artificial y cambios de temperatura, y el deterioro es mayor cuanto más nos tardemos en comerla.

COMER DE ACUERDO A LAS ESTACIONES. Comer local conlleva el comer respetando lo que la tierra cerca de ti da como fruto dadas las circunstancias del clima y del suelo… y por tanto, lo que tu cuerpo adaptado a ese clima necesita. Es no meterte con la Naturaleza sabia que sabe mejor que tú lo que es bueno para ti. Y es apreciar mucho más una fruta o una verdura cuando llevas meses sin comerla, en vez de darlas por hecho siempre!

MAYOR APOYO A LA ECONOMIA LOCAL. Simplemente es pensar a quién apoyamos con cada centavo de nuestros pesos, si a un agricultor cerca de tu casa que está preservando áreas verdes y tierra para agricultura, o a varios intermediarios lejanos que se quedan con el grueso de tu dinero.   Al contar con más apoyo, estos agricultores pueden producir más variedad de alimentos (algunos de los cuales quizá sólo se darán aquí), lo que enriquecerá el espectro de nutrientes que consumes.

CUIDADO DEL MEDIO AMBIENTE. Los productos locales suelen tener menor impacto ambiental.   Y el ahorro en energía en cuanto a transporte, almacenamiento, etc., reduce significativamente nuestra huella de carbono.

SUMINISTRO DE ALIMENTOS MAS SEGURO. Comer local tiende a causar menos oportunidades de contaminación en los alimentos.

OPORTUNIDAD DE CONOCER SOBRE TUS ALIMENTOS. Con los locales podemos platicar, podemos cuestionarlos, y saber de verdad cómo ha sido producida nuestra comida.   No todos tendrán certificación orgánica, pero es más probable que agricultores pequeños de tu localidad sigan prácticas sustentables, de rotación de cultivos, etc., a que lo hagan muchos de los importadores grandes. Investiga, cuestiona!

CREACION DE MAYOR COMUNIDAD. Al comer local nos apoyamos unos a otros, nos conocemos y nos motivamos, nos recomendamos, y creamos una comunidad más solidaria y más comprometida con su gente y con su tierra!

SHARE ON FACEBOOK PINTEREST PIN EMAIL POST TO FRIEND CONTACT ME